El robo de información confidencial en las empresas aumentó un 60% en las empresas españolas