La crisis hace que muchos intenten timar a su aseguradora