Las investigaciones por fraudes inmobiliarios aumentan un 42%