LawyerPress | La ciberseguridad, pieza clave para una gestión más eficiente de los despachos

LawyerPress | La ciberseguridad, pieza clave para una gestión más eficiente de los despachos

Alcanzar la excelencia a través de la eficiencia es esencial para la supervivencia de determinados negocios que, en un contexto tan volátil como el actual, deben recurrir a la optimización de recursos como medio prioritario para permanecer en un mercado cada vez más competitivo. Y los despachos de abogados no son una excepción.

Sin embargo, como se ha abordado recientemente en Spain Legal Expo 2022, el primer punto de encuentro entre empresas y proveedores de servicios jurídicos celebrado hace unos días en Madrid, no basta con contar con las herramientas y las técnicas más avanzadas para alcanzar el nivel óptimo de eficiencia. Si bien, las nuevas tecnologías suponen un impulso innegable para la mayoría de empresas, estrechamente relacionados con estas herramientas detectamos numerosos riesgos que podrían poner en jaque la estabilidad de estas organizaciones. Y es en este punto donde la ciberseguridad juega un papel fundamental.

Partiendo de esta premisa, diversos expertos se han dado cita en la mesa redonda ‘Gestión de despachos: ¿Cómo ser más eficientes?’ para abordar, entre otros asuntos, cómo la ciberseguridad puede convertirse en uno de los mejores aliados de las firmas legales.

La ciberseguridad, aliada de la eficiencia en la gestión de despachos

“Contar con una estrategia de ciberseguridad es imprescindible en los despachos de abogados, tanto en los pequeños como en los de mayor volumen. No obstante, cada estrategia debe aplicarse teniendo en cuenta los recursos de la propia firma y sus aspiraciones. En este sentido, la tecnología se presenta como una herramienta esencial en el día a día de los despachos, pero no debemos olvidar que, un mal uso de la misma, abre la puerta a posibles ciberataques y otros conflictos empresariales”, apuntaba Fernando Dombriz, Managing Director de Grupo Paradell, consultora especializada en la lucha contra el riesgo digital y corporativo.

Cuestionado por el origen de estos posibles ataques en el ámbito laboral, Dombriz lo tiene claro: “En materia de ciberseguridad, el eslabón más débil es el humano, es el causante de, por ejemplo, muchos casos de fuga de información, ya sea a propósito o de forma accidental. Se calcula que, en la actualidad, el 90% de los incidentes de seguridad que se producen en las organizaciones se debe al factor humano”.

“Apostar por la formación continua, la concienciación del equipo y la confidencialidad, así como garantizar cierto control sobre la información a la que pueden acceder determinados profesionales en cada momento, son algunas acciones que pueden evitar riesgos a la corporación”, advierte el experto.

La monitorización, clave en la prevención de riesgos

Relacionado también con la imagen de marca y la reputación empresarial, resultado de una mayor o menor eficiencia en la gestión, Dombriz aludió al concepto de monitorización. «La monitorización de datos nos sirve para saber qué piensa un cliente de nosotros, aspecto estrechamente relacionado con la notoriedad de la propia firma. Además, a nivel de inteligencia, la monitorización también nos permite descubrir qué acciones lleva a cabo la competencia en determinados momentos para, de esta forma, poder tomar mejores decisiones y adelantarlas en el tiempo», señaló.

Finalmente, el especialista de Grupo Paradell se refirió a un concepto que cada vez adquiere mayor protagonismo en el ámbito de la ciberseguridad y el forensic tecnológico: las periciales informáticas.

¿Cuáles son los principales dispositivos sobre los que se suelen realizar las pruebas periciales y qué tipos de archivos se analizan habitualmente? “Los instrumentos más habituales de los que se extraen las evidencias digitales son el ordenador, el móvil, servidores, disco duro externo, memoria USB o tablet. En cuanto a los archivos analizados, destacan los correos electrónicos, páginas webs, imágenes, videos o publicaciones en redes sociales, entre otros», concluyó.

En definitiva, se trata de pruebas todas ellas que contribuyen a dotar de una mayor seguridad a las organizaciones que, con este mayor nivel de eficiencia, estarán mejor preparadas para afrontar todo tipo de riesgos corporativos.

  • Si lo deseas, puedes consultar esta noticia de LawyerPress en este enlace.