IoT Internet of things

foto

El S.XXI nos ha brindado a la humanidad muchas cosas, entre ellas la fuente de información más grande y rápida de toda la historia, la informática. Todos conocemos su facilidad para adaptarla a nuevos productos, servicios y técnicas con el fin de facilitarnos la vida en la medida de lo posible. ¿Pero hasta dónde nos puede llevar la ambición del ser humano por facilitarlo todo? En el post de hoy trataremos este tema, bienvenidos a Internet of Things.

Primero cabe recordar que es un dispositivo IoT y que aplicaciones tiene. Se tratan de dispositivos físicos desarrollados para recibir y transferir datos a través de internet, lo que hace posible la aplicación de la tecnología (software, sensores, etc.) a todo tipo de objetos que usamos día a día, pudiendo intercambiar datos con otros dispositivos en tiempo real para su consecuente análisis y ejecución de tareas.

Cada vez estos dispositivos formarán más parte de nuestras vidas, según un informe publicado por la consultora Statista y acogido por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), se estima que en 2025 haya 75 mil millones de dispositivos IoT conectados en todo el mundo.

¿Pero cómo podemos aprovechar estos dispositivos en nuestro negocio?

Pues nosotros explicamos cómo. Hay infinitas posibilidades para hacer que estos dispositivos ayuden a nuestro negocio de manera notable, desde la implementación en flotas de vehículos para su monitorización hasta mejoras en el servicio de atención al cliente.

Y es que esta oportunidad de la que ya muchos se están aprovechando genera muchas ventajas a nivel empresarial que enumeraremos a continuación:

  • Reducción de costes
  • Conocimiento del comportamiento del usuario
  • Aumento de la productividad
  • Mejora del servicio al cliente y la experiencia del usuario
  • Mayor seguridad laboral
  • Incremento de las oportunidades de negocio
  • Uso mejorado de los activos
  • Mejoras en las estrategias de negocio
  • Protección de datos
  • Mejora en la toma de decisiones

Pero no todo es oro lo que reluce y menos hablando del ámbito de seguridad informática. Somos conscientes de las recomendaciones y advertencias que dictan los expertos para prevenir los ataques en la red, pero rara vez mencionan los peligros que conllevan estos dispositivos IoT. Con la globalización y crecimiento de este tipo de dispositivos, las empresas se vuelven vulnerables a un ataque cibernético, aprovechando estos delincuentes una brecha de seguridad en el software de este dispositivo dejándoles en bandeja el tipo de archivo que andaban buscando, un activo (normalmente en forma de información valiosa y confidencial de la empresa) con el que poder extorsionar al propietario de dicha información, con el fin de llevar a cabo una denegación de servicio permanente a la espera de conseguir un rescate.

Desde Grupo Paradell ayudamos a empresas a poder aprovechar al máximo esta nueva tendencia en el mundo empresarial, ofreciendo servicios de ciberseguridad, realizando Auditorías IoT a medida para cada negocio, con el objetivo de minimizar al máximo los riesgos.

Para más información visita en nuestra web www.grupoparadell.com