2 junio, 2020 Fernando Dombriz Sanz

¿La crisis de Nissan con un ejercicio de gestión de inteligencia territorial se podía haber evitado ?

 

Autor: David Sanromà (Managing Director of Corporate Intelligence en Grupo Paradell)

 

 

«El jueves pasado Hiroto Saikawa consejero delegado de Nissan , anunció el cierre de la tres plantas en Barcelona  sin coger por sorpresa a los players del sector … de hecho era un secreto a voces al que solo cabía prestar un poco de atención y que quizás un sobrio ejercicio de inteligencia económica sobre y desde el territorio hubiese podido minimizar el impacto y apuntar al futuro.  

 

Efectivamente por todos es conocido que desde hace tiempo la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona arrastraba una crisis de producción perfectamente audible: el modelo Pulsar que tenía que ser la tabla de salvación según la dirección de la empresa estaba siendo poco aceptada comercialmente y muy costo de producir porque parte de sus componentes proceden del Reino Unido (sometido a la tensión Brexit que ha actuado positivamente en contra de lo que inicialmente se podría pensar) y el modelo logístico productivo en España encajaba mal con volúmenes altos resultando muy difícil encontrar la viabilidad al tamaño de dicha planta sólo pensada para productos de nicho que se vendiesen bien claro está.  

 

El resto de modelos producidos en dicha planta estaban sometidos a la competencia pero a la propia interna de la Alianza Renault – Nissan – Mitsubishi,  sobre todo Renault. Renault en un ejercicio de influencia del Estado francés recabó para sus plantas la mayor producción de furgonetas y pick ups antes producidas en Barcelona.

 

En muchas ocasiones la viabilidad de un proyecto  colapsa internamente y no por la competencia externa. En este caso, los miembros de la Alianza dejaron de competir hace tiempo para asegurarse la producción en sus territorios naturales. Así  el miércoles pasado el conglomerado  presentó  su nueva estrategia mundial en al que Nissan cede a Renault tanto la estrategia en Europa como en el segmento de las furgonetas, los vehículos que todavía se producían en Barcelona y en cuyas versiones eléctricas Renault trabajaba ya hace años.. Con los resultados negativos acumulados de Nissan en Europa y las opciones hoy abiertas de reducciones de aranceles para importaciones a la UE de Japón y para el Reino Unido post Brexit tiene todo su sentido concentra su producción en este último territorio.

 

La pregunta es qué harán próximamente  Ford y Wolkswagen en España, quizás solo hay que oír y saber que podemos hacer desde el territorio para hacerlo competitivo …El territorio debe adaptarse, anticiparse, leer las nuevas tendencias y el camino que marcan  los resultados de dichos conglomerados y alinearse aportando medios, conocimientos y políticas hacia donde estará el nuevo equilibrio. Un juego donde hay  que hacer coincidir los intereses de fabricantes, industria auxiliar y demás interesados.

 

Nos podíamos haber preguntado, ¿En qué cruce de caminos deberíamos habernos fijado para ver bien, mucho y lo más lejos posible? ¿Qué nos habría permitido adelantarnos a la hipótesis del cierre de Nissan? ¿Nos serviría volvernos a hacer estas preguntas?

 

En tu empresa es conveniente saber dónde está y qué hace tu competencia y sobre todos qué elementos la están impulsando.

 

Es a partir de una investigación rigurosa de dichos factores que sabrás anticiparte hacia donde hay que moverse o no hacerlo. Un mapa de riegos de tu competencia y tus y sus proveedores, y escanear las tendencias, aquellas que de verdad importan puede ser un buen inicio. “.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies