Las peticiones de bajas por enfermedad han descendido debido a la crisis