Qué es el forensic tecnológico y por qué puede evitar serios problemas legales a las empresas

Qué es el forensic tecnológico y por qué puede evitar serios problemas legales a las compañías

En el mundo de los negocios, la reputación es como la confianza: muy difícil de conseguir, pero muy fácil de perder. Por ello, contar con mecanismos internos que hagan de una compañía una gran organización segura, transparente, que luche por defecto contra todo tipo de conductas irregulares es posible y, sobre todo, es ya una obligación legal, ética y de mercado.

Actuar contra conductas inapropiadas y ofrecer una buena imagen corporativa a clientes, proveedores e inversores se ha convertido en una exigencia cada vez mayor de los accionistas y una prioridad para numerosas empresas y sus consejos de administración.

El forensic tecnológico es una de las más eficaces herramientas de la lucha contra el fraude en las organizaciones en España. Es un área de especialización que ya es habitual en el mercado anglosajón o en Estados Unidos y que ha ido ganando más peso en nuestro país en los últimos años. Y es que la aceptación y utilidad del forensic empezó a llegar en el año 2000 cuando la legislación procesal permitió presentar la prueba pericial de parte. Posteriormente, en 2015 los programas de compliance penal empezaron a exigir que las compañías investigaran todo tipo de sospecha de ilícitos.

Forensic Tecnológico: Cómo evitar riesgos reputacionales y problemas legales

A través de informes exhaustivos ad hoc sobre el funcionamiento de la organización, expertos independientes abordan cómo prevenir, diagnosticar, evaluar e investigar cualquier tipo de actividad ilícita para proteger a la compañía, mitigar riesgos y evitar problemas y daños en la marca corporativa y sus finanzas a futuro.

Con este minucioso trabajo, los expertos recaban pruebas de todo tipo de dispositivos tecnológicos siguiendo técnicas forenses y garantizando que estas investigaciones puedan ser admitidas como prueba en los tribunales sin modificar.

Su trabajo consiste en capturar y preservar datos, identificar el origen de los mismos; determinar la ubicación física de los dispositivos; o llevar a cabo la revisión de las comunicaciones como WhatsApp o correos electrónicos (se revisan comunicaciones electrónicas a través de palabras clave para saber qué miembros del consejo, de la dirección, de niveles intermedios o del resto de la plantilla, estaban al tanto de los hechos y conocer así a los presuntos autores o cómplices de las irregularidades).  

Incluso, este procedimiento lleva a los profesionales que realizan los informes forensic a hacer entrevistas personales a sospechosos y su entorno, o a elaborar análisis contables o de voz con la más moderna tecnología para que no se escape ningún detalle.

Además, algunas de estas investigaciones implican llevar a cabo análisis de la tesorería para determinar si han existido fugas de capitales, así como crear un mapa de vinculaciones entre empleados o externos a la compañía para detectar, por ejemplo, si ha existido un desvío de fondos, contratos irregulares o casos de corrupción.

En conclusión, contar con los mejores profesionales para desviar cualquier riesgo reputacional de tu compañía te permitirá luchar ante posibles casos de fraude, corrupción, revelación de secretos, salidas de efectivos, apropiación indebida, fugas de información, manipulación contable, competencia desleal, conflicto de interés, contraperitajes u otro tipo de prácticas ilegales internas.

En Grupo Paradell podemos ayudarte. ¡Cuéntanos tu caso! 

 

Grupo Paradell