8 noviembre, 2013 Grupo Paradell

TRANSGRESIÓN DE LA BUENA FE CONTRACTUAL. HURTO CONTINUADO COMETIDO DENTRO DE LA EMPRESA Y SOBRE BIENES DE LA EMPRESA.

Revisando la contabilidad la empresa detecta un incremento desmesurado del gasto en gasoil a lo largo del año a pesar de una notable disminución de la actividad en comparación con los datos del año anterior. Alarmados ante esta situación proceden a investigar las causas de tal gasto desmesurado y comprueban que uno de los trabajadores se dedicaba a revender el gasoil que estaba destinado a ser suministrado para la maquinaria que la empresa tenía en distintas obras. Tras comprobar estos hechos durante varias jornadas, la empresa decide rescindir el contrato con ese trabajador, procediendo a su despido disciplinario. Los hechos también fueron denunciados a la Policía por el representante de la empresa. Tales hechos fueron corroborados por el informe del detective contratado por la empresa que le siguió durante diversos días en los meses de agosto, septiembre y octubre.

Se declara procedente el despido disciplinario en primera instancia. El trabajador presenta recurso de suplicación. Entre otras cosas declara que la apropiación del gasoil era tolerada por la mercantil como compensación de la merma sufrida en sus retribuciones.

Desestima la Sala el recurso de suplicación interpuesto por el trabajador que incurrió en grave quebrantamiento de la exigible buena fe contractual y abuso de confianza, que justifica la declaración de procedencia del despido.

Enlace externo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies